La diabólica sonrisa de Cheshire

¿Quién no conoce al Gato de Cheshire?, ese animalejo tan característico, extraño yescalofriante que puebla las sombras de la obra maestra Alicia en el País de las Maravillas y de su segunda parte A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Una sonrisa que, una vez desaparecido el ser, queda, de manera esponjosaSigue leyendo “La diabólica sonrisa de Cheshire”