Entrevista a Cristiano Brown

Introducción

“Una jueza declara la extinción de UPYD”. Sin duda, uno de los titulares de la semana. Una noticia que apuntillaba a una de las irrupciones más interesantes en la trayectoria democrática de este país. Porque UPYD, más allá de sus concretos proyectos, sus propuestas políticas y sus ideas, sentó las bases de lo que iba a ser una transformación radical de la forma de entender la política en este país. Quizás, o seguro, no esperaban o querían este cambio, puesto que UPYD, como su propio nombre indica, no quería una enorme polarización, sino un acercamiento, que unificase, un proyecto diferente, alejado del bipartidismo, que buscase el progreso; tenían una idea de país que muchos consideraron novedosa, diferente, alternativa a todo lo conocido hasta ese momento. La formación estaba respaldada por todo un Fernando Savater y por miles de votos de gente ilusionada que, harta de los enfrentamientos, creía en UPYD.

El párrafo anterior podría ser un obituario, un homenaje, una despedida; sobre todo debido al titular antes mencionado. Pero nada más lejos. Y así lo defendió hace pocos días Cristiano Brown, el actual secretario general de UPYD:

“En UPYD nunca tiramos la toalla y seguiremos luchando por nuestro proyecto
político”.

El mensaje es claro: UPYD sigue vivo, y quiere “una política de mayor calidad,
protagonizada por personas con principios y vocación de servicio público, con voluntad
política para llevar a cabo reformas”.

Pero, ¿en qué se concreta eso? ¿Qué ofrece UPYD a España, qué propone? ¿Cabe un partido político así en el tablero actual? ¿En qué se diferencia de Ciudadanos? ¿Qué es UPYD? Son muchas las preguntas que, desde Periferias, nos hacíamos al respecto. Y por eso quisimos hablar con Cristiano Brown, su secretario general. Para preguntarle sobre un partido que dice ocupar un espacio en la centralidad en una lucha centrífuga, tendente a los extremos. Y, por supuesto, para saber qué opina UPYD del contexto actual tan difícil al que nos enfrentamos.

Entrevista

En la primera parte de la entrevista le voy a formular preguntas respecto a su partido UPyD, y, posteriormente, le plantearé cuestiones más personales para conocer mejor a la persona de Cristiano Brown y sus diferentes puntos de vista sobre la actualidad. Al final abordaremos brevemente el tema de la cultura.

En primer lugar, la pregunta es casi obligada. ¿En qué momento se encuentra actualmente UPyD? ¿Existen expectativas de cara al futuro? ¿Qué cambios se han producido en el seno del partido en los últimos años? 
 
CB>> En primer lugar, lo más importante es que tenemos muy claro nuestro compromiso con la calidad de la política en España. La sociedad ha visto estos meses que muchos políticos lejos de intentar solucionar las cosas, al final se han convertido en parte del problema. Así que hemos decidido plantar batalla a la política líquida y eso nos ha permitido crecer en afiliación durante estos últimos meses. Así que el futuro debe apuntar en esa dirección, sumando personas con vocación de servicio público, con ganas de cambiar las cosas y que quieran protagonizar la política de nuestro país. Esa motivación nos tiene que ayudar a recuperar espacio y volver a las instituciones con los mejores candidatos.
 
¿Qué cree usted que podría aportar y aporta UPyD a la política española que sea diferente a lo que puedan ofrecer el resto de los partidos?
 
CB>> Calidad. Eso se traduce en propuestas estudiadas, estructuradas y bien argumentadas. Alejado de la crispación y del mensaje populista que impera en la política actual. Para ello necesitamos sobre todo asegurarnos de que nuestros representantes sean íntegros, preparados, tengan ambición por cambiar las cosas e interpongan el interés general a las propias siglas de nuestra formación.
 
Girando la vista atrás ¿Por qué cree usted que UPyD sufrió un batacazo electoral tan importante? ¿En qué medida fue responsable Rosa Diez de aquellos resultados? 

 
CB>> No hubo un factor único. Sin duda la falta de unidad interna no ayudó y eso podría ser responsabilidad de Rosa y de la Dirección, pero también de todos los que formábamos parte de los diferentes órganos del partido. Tampoco podemos obviar que éramos un partido muy incómodo para aquellos que han vivido de la corrupción en nuestro país y, por lo tanto, existían importantes intereses externos y ganas de quitarnos del medio. 
 
A raíz de algunas de las decisiones tomadas por Inés Arrimadas durante estos últimos meses los comentaristas políticos hablan de una posible vuelta de Ciudadanos al centro político. Otros dicen que no se puede hablar verdaderamente de vuelta a la centralidad si se presentaron a las elecciones vascas junto al Partido Popular. ¿A usted qué le parece?
 
CB>> Desde el punto de vista de la estrategia, es toda una novedad. En concreto he apoyado públicamente algunas decisiones de Cs ligadas al Estado de Alarma y me parece bien que busquen un espacio que les permita ser útiles a los ciudadanos. Eso sí, lo que no pueden hacer es pasar de pactar siempre con el PP a pactar siempre con el PSOE. Es decir, deberían de buscar un equilibrio.
 
En ocasiones ha resultado complejo definir ideológicamente a UPyD, aunque existen ciertos consensos académicos que lo califican como un partido de centro, socioliberal y fuertemente arraigado en la lucha contra el nacionalismo regional/autonómico. Desde un punto de vista sociológico, ¿usted diría que UPyD se encuentra más cerca del centro izquierda o del centro derecha? 
 
CB>> Hace unos años, antes del desembarco de Tezanos en el CIS, es decir cuando la entidad conservaba su prestigio y su credibilidad, la ciudadanía encuestada situaba a UPYD en el centro izquierda. Es cierto, que nuestra intransigencia con los independentistas durante estos últimos años de desafío constante al Estado y a la Constitución, puede acentuar nuestro discurso más cercano al de las formaciones de derechas. Pero lo importante es hacer pedagogía y recordar que desde posturas más de izquierdas también tenemos la obligación de defender los derechos de libertad e igualdad de todos los españoles y la integridad territorial del Estado. No podemos entrar en la continua disputa entre rojos y fachas, ni permitir que nuestra bandera, los símbolos de nuestra Constitución y nuestra democracia sean patrimonios exclusivos de la derecha.
 
¿Cómo valoró usted como representante de la formación UPyD los primeros meses del gobierno de coalición? ¿Podría decirme una decisión en la que hayan acertado y otra en la que se hayan equivocado? 
 
CB>> Voy a centrarme por ejemplo en la gestión de la Pandemia. Creo que acertaron por ejemplo al flexibilizar rápidamente los ERTES, pero se equivocaron al vacilar a la hora de fijar una postura sobre las mascarillas o en la reacción excesivamente tardía para comprar el material.
 
En el hipotético caso de que UPyD llegara a tener representación parlamentaria tras las próximas elecciones generales, ¿qué medidas y políticas intentarían implementar desde un principio? ¿Cuáles son las prioridades del partido? 
 
CB>> Para UPYD y para mí siempre ha sido una prioridad la Educación. Es un gran fracaso político que estemos hablando una vez más de una reforma educativa, en esta ocasión la Ley Celaá, sin que hayamos logrado un pacto de Estado entorno a este tema que permita dotar de estabilidad al sistema educativo y garantizar una educación de excelente calidad en toda España.
 
Hagamos más hincapié en los contenidos y en las ideas. A la hora de la verdad, respecto al problema político que existe en Cataluña, hay que ser capaz de plantear propuestas para resolver el conflicto. ¿Su partido opta por una recentralización de competencias, una federalización del estado o, directamente, por seguir con el statu quo actual? 
 
CB>> Hay que buscar un modelo de gestión que sea eficiente y eficaz y que además garantice la igualdad. Nosotros somos partidarios de un federalismo simétrico donde blindemos que competencias están en manos autonómicas y cuales no lo están. Debemos buscar la mejor forma de gestionar en vez de atender a las cuotas de poder de los barones territoriales de los partidos.


Conocemos de sobra la posición de UPyD respecto a determinadas cuestiones, pero hay otras discusiones donde nos cuesta un poco más identificar su postura. ¿Qué opinión tiene de las siguientes medidas: La exhumación de Franco; la reforma de la Ley laboral o la ley contra la violencia de género?
 
CB>> Sin duda son temas muy distintos. Sobre la exhumación, estoy de acuerdo que no debemos tener un monumento a un dictador, pero considero que las prisas y el espectáculo mediático que el PSOE hizo del asunto, enturbió todo el procedimiento. La reforma laboral sin duda es un tema controvertido donde nosotros tenemos una postura clara para simplificar el mercado laboral reduciendo la burocracia y los tipos de contrato. El empleo debe ser una prioridad de cualquier gobierno en España y no podemos negar que hubo aspectos lesivos en la reforma realizada. Por último, la Ley Contra la Violencia de Genero, está claro que es un instrumento necesario, pero no acabamos de dar con la tecla que nos permita acabar con dicha lacra. Debemos destacar los pactos de Estado en torno a este tema y apelar a la unidad para corregir los errores. No acepto que algunos intenten banalizar un tema tan serio y confundir a la población cuando ha costado tanto esfuerzo que la sociedad vea con claridad que tenemos un problema de violencia contra las mujeres.


¿Cuál es la posición de UPyD respecto al cambio climático? ¿Cree que las empresas que infringen las recomendaciones internacionales deben ser sancionadas?
 
CB>> No somos negacionistas y sabemos que es un problema real, que está ahí y sus consecuencias nos afectarán a todos, principalmente a las personas más vulnerables.
 
Tenemos que ser muy ambiciosos con un plan que apueste por la reducción de gases de efecto invernadero basado en 3 pilares: un mix energético de cero emisiones, es decir, combinando renovables y energía nuclear, apostar por un transporte limpio con vehículos eléctricos, más trenes para el transporte de mercancía, y políticas por ejemplo de impulso del teletrabajo que permita reducción del tráfico en las ciudades, y en la industria implantar modelos de economía circular para reducir el consumo de energía y materias primas.
 
Sobre sancionar a las empresas, tenemos que apostar por ello, pero como Unión Europea. De hecho, el European Green Deal debe ir en esa dirección. No podemos ir en solitario en este asunto, sino que tenemos que hacer fuerza en el seno de Bruselas para que este tipo de políticas tengan éxito.


¿Se le ocurre alguna política específica que implementaría para mejorar de manera inmediata la situación de la llamada “España Vacía”?
 
CB>> De forma inmediata seria apostar por las nuevas tecnologías. Lo hemos visto en esta pandemia, muchos hubieran optado por trabajar desde sus pueblos de origen si la implantación del teletrabajo fuese real y los avances tecnológicos llegasen a todos los rincones. Hay que implantar las tecnologías de última generación en la España rural.
 
A parte de eso, tenemos que mejorar los servicios públicos y el transporte en esas zonas. Debemos de pensar en esa España vaciada como en grandes municipios que necesitan servicios de calidad como si se trataran de capitales o grandes municipios. Tenemos que impulsar también todo el modelo económico que sabemos funciona en esos entornos, por ejemplo, turismo sostenible, gastronomía gourmet, etc. 
 
 
 II

Pasando a la segunda parte de la entrevista me gustaría saber ¿Por qué decidió un ingeniero de telecomunicación entrar en política? ¿Existe alguna razón en particular más allá de la vocación de realizar un servicio público? 
 
CB>> La verdad que política e ingeniería tiene mucho en común pues en ambas áreas trabajamos por aportar soluciones a problemas que se nos plantean. La política es el camino para intentar mejorar nuestra sociedad, la calidad de vida de nuestros conciudadanos, y buscar un futuro próspero para toda la humanidad. Así que quiero aportar mi granito de arena para ir en esa dirección, siempre definiendo la libertad y la igualdad. 
 

¿Por qué UPyD y no Ciudadanos, por ejemplo? ¿Qué le llamó la atención de este partido? 
 
CB>> Bueno, no creo sea comparable. Además, Ciudadanos no tenía presencia nacional cuando yo entré en UPYD. Yo respeto a la formación naranja y valoro positivamente sus logros. No obstante, mi compromiso desde 2008 es con UPYD, partido que me permitió representar a mis vecinos y al que debo mucho de mi aprendizaje en el terreno político durante estos años. Creo que UPYD, por sus ideas y su compromiso, merece ocupar un terreno relevante en el panorama político nacional e internacional y trabajo para ello.
 
Ahora mismo, ¿Qué funciones está desempeñando como una de las caras más visibles de UPyD?
 
CB>> Ahora mismo trabajamos para poner en marcha una estrategia que de visibilidad a nuestras ideas y nos permita captar personas con ganas de dar un paso al frente y hacer política. Tenemos una carrera de fondo para llegar fuertes a las próximas elecciones y en eso estamos volcados desde la dirección nacional.
 
¿Qué opina de los conocidos como “versos libres” dentro de los partidos? ¿Cómo se puede llevar a cabo una mayor democratización de los partidos políticos sin eliminar la llamada “disciplina de partido”?
 
Hay que diferenciar el verso libre que busca su propia notoriedad o marcar su terreno, de aquellas personas que dicen su opinión de forma correcta independientemente del posicionamiento del partido. Discrepar en un partido es incluso sano si se hace de forma constructiva. De hecho, hay personas que por su trayectoria profesional y política están en la obligación de defender aportar esa experiencia al bien del partido y al bien común de los ciudadanos. No obstante, no podemos olvidar que en todas las formaciones existen personas que quieren aprovechar errores o las situaciones adversas para escalar puestos en la organización, y se olvidan del daño que hacen a la marca al
alimentar esos discursos. Recientemente hemos visto un claro ejemplo en el Partido Popular donde algunos se empeñan en culpar a Casado de los errores de la formación, pero no le quieren atribuir los aciertos. Las luchas intestinas dentro de los partidos hacen que muchas personas válidas se alejen de la política porque no todos tienen la suficiente paciencia para aguantar las triquiñuelas de aquellos que lo único que buscan es el “quítate tú para ponerme yo”.

III

Para terminar, en Periferias hemos decidido preguntar siempre por cuestiones que tengan que ver con la cultura.
 
¿España es un país que se ocupa adecuadamente de su cultura, de sus artistas, directores de cine, actores, escritores etc.?
 
CB>> Por supuesto todo es mejorable, pero creo que el nivel de protección no es malo. Posiblemente, ahora en esta crisis debemos esmerarnos mucho más pues este sector se verá duramente afectado. La cultura es fundamental para el enriquecimiento intelectual de nuestra sociedad y tiene que ser un pilar básico de nuestro sistema.

¿Cuándo se traspasa la línea de la libertad de expresión?
 
Gran pregunta. Primero dejar claro que la libertad de expresión es muy necesaria para que nadie nos imponga un discurso único, pero tengamos cuidado pues todos somos libres de expresar nuestras opiniones si con ellas no incitamos al odio, no atacamos la libertad de los demás o las usamos para calumniar a las personas. Son aspectos que un tribunal podría resolver, pero no podemos judicializarlo todo y debemos ser muy cautelosos ante esos que apelando a la libertad de expresión o a lo que ellos entienden por democracia, me viene a la mente la falacia del derecho a decidir, buscan entre otras cosas cercenar derechos a los ciudadanos. 

¿Con qué tres personajes históricos del mundo de la cultura se irían a cenar y por qué?
 
CB>> Hay personajes del históricos del mundo de la cultura como Fernando Savater con el que ya he cenado y comido varias veces y estaré siempre encantado de repetir la experiencia. La razón es principal es porque su conversación suele ser muy enriquecedora y también goza de un gran sentido del humor para transmitir sus ideas y convicciones. Siempre aprendo algo además de estar acompañado de una persona que demuestra su compromiso día a día con la libertad, la igualdad y los derechos de los ciudadanos.

 En otros sectores del mundo cultural, para mí sería un placer cenar por ejemplo con Concha Velasco. Creo que tiene una experiencia vital extraordinaria. Ha sabido reinventarse una y otra vez. Sobrevivir a palos muy duros que le ha dado la vida y seguir ahí encima de los escenarios conmoviéndonos a todos. Nunca olvidaré ver a Concha en Hécuba en el Teatro Romano de Mérida tirada sobre la arena en la escena final llorando su desgracia. Se me pone los pelos de punta.
 
Por último, para mí cultura y deporte están muy ligados, sería todo placer cenar también con Raúl González, exjugador del Real Madrid. Primero porque él jugaba en el Madrid en mi etapa más futbolera y segundo porque tengo curiosidad por conocer sus inquietudes políticas. Entiendo que en activo algunos deportistas no quieran mojarse públicamente en temas políticos pero algunos referentes igual deberían dar un paso al frente al término de sus carreras profesionales. Eso sí, siempre y cuando les guste la política y quieran aportar su granito de arena. 
 
Por último, nos gustaría que nos recomendara tres libros y tres películas, en el orden que usted prefiera

CB>> Me ceñiré a lo que he visto y leído estos meses de Pandemía/Cuarentena. Espero que me permitáis recomendar como “película” una miniserie de solo 4 capítulos que vi durante la cuarentena, Unorthodox. Impactante. Quizás el final es discutible pero muy recomendable.  También recomiendo la película “El Repostero de Berlín” y “Parásitos” que ganó el Óscar y la verdad tiene un guión de lo más original.

Libros, estoy leyendo la trilogía del Siglo de Follett. Es una forma interesante de leer sobre las dos guerras mundiales vividas en el siglo XX y otros hechos históricos. Soy apasionado de la historia y me gusta adquirir conocimiento de distintas maneras, en este caso con una novela entrelazada de personajes de ficción pero que trata hechos y eventos históricos con rigor respecto a la realidad de lo ocurrido.

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: